Un dron no es un producto que compremos todos los días, ya que su precio puede llegar a ser ostensiblemente alto, dependiendo de las prestaciones que le pidamos. Para ello hoy os presentamos cinco claves para tomar las precauciones necesarias para mantener tu dron en buen estado.

1. Aprende cómo funciona cada componente

El primer consejo para mantener tu dron en buen estado, es aprender cómo funcionan todos los componentes de la aeronave. Tómate el tiempo para aprender cada pieza del RPA y esfuérzate por comprender cómo funcionan todos juntos para que el dron efectúe el vuelo.

2. Realice siempre los procedimientos previos al vuelo

Como todas las máquinas, los drones seguramente tendrán problemas, y lo peor es cuando los problemas surgen cuando el dron está a metros de distancia de la posición de despegue en mitad del vuelo. Al igual que se verifica el aceite, los niveles de líquido y la presión de los neumáticos de un vehículo antes de realizar un viaje para reducir las posibilidades de un accidente, es necesario realizar una verificación previa al vuelo antes de volar para comprobar que todos los aspectos y los sistemas están en perfecto estado. Para la lista de verificación previa al vuelo, hay que hacer las siguientes cuestiones para mantener tu dron en buen estado:

  • ¿Hay algún daño físico en el dron?
  • ¿Está el dron conectado al mando a distancia?
  • ¿La brújula está calibrada para la recolección del dron?
  • ¿El dron tiene suficiente batería para volver a la posición de despegue?
3. Evita sobrecargar las baterías

Hasta que los fabricantes de drones no comiencen a producir aeronaves que no requieran baterías, se deberá cuidar las baterías. Uno de los errores que comete la gente es sobrecargarlas y esto reduce su vida útil. El manual del producto le indicará cómo saber cuándo la batería está llena a la capacidad recomendada. Sin embargo, os dejamos una lista de cómo cuidar las baterías de los drones:

  • Cargar las baterías a temperatura ambiente hasta su máxima capacidad.
  • Dejar que las baterías se enfríen antes de cargarlas.
  • Evitar agotar por completo las baterías y asegurarse de aterrizar el dron tan pronto como se emita la alerta de batería baja.
  • Quitar la batería cuando no se está volando o a punto de hacer volar el dron.
4. Mantener actualizado el software del dron

Todos los fabricantes de las aeronaves actualizan regularmente su software y es recomendable comprobar si hay actualizaciones. La razón de esto es que las marcas productoras están constantemente arreglando fallos y errores que entorpecen el rendimiento de la aeronave no tripulada.

5. Limpiar el dron

La mayoría de gente, después de hacer volar su dron, guardan la aeronave y la vuelven a usar la siguiente vez sin haber hecho ningún tipo de inspección ni limpiado. Sin embargo, esto tiene muchos efectos perjudiciales y, en un futuro, puede originar una experiencia de vuelo menos satisfactoria.

Después de cada vuelo, hay que limpiar siempre el dron antes de guardarlo, para evitar la acumulación de suciedad y escombros en áreas sensibles del dron, como los motores, las hélices o la cámara. Debe hacerse uso del kit de limpieza que incluye el RPA, que en la mayoría de los casos incluye un limpiador de tuberías, un cepillo suave, aire comprimido y un palillo para las áreas de difícil acceso.