Si te estás introduciendo en el mundo de las aeronaves pilotadas por control remoto, te traemos estos consejos básicos para afianzar tu seguridad al volar drones ¡no dejes de leer! Parece una actividad sencilla, pero tiene sus complicaciones. ¡Atento!

 

Para empezar, si te apasiona este mundo, el primer tip es elegir un modelo que sea sencillo, con el que puedas practicar y golpear (porque aunque no quieras lo harás). Además, gozan de una ventaja y es que son muy ligeros, lo que te facilitará su manejo.

 

Antes de empezar a volar drones, debes conocer una serie de reglas y normas para que la práctica sea lo más segura posible. Según la normativa española, si le vas a dar un uso estrictamente recreativo, no necesitarás ninguna licencia. Ten en cuenta que está prohibido sobrevolar tu dron en zonas urbanas o aglomeradas, en las proximidades de los aeropuertos, entre otras. Además, no puedes alejarlo más de 500 metros ni llevarlo a una altura superior a 120 metros. 

 

En este artículo U-Space y la nueva normativa europea sobre drones te detallamos todo lo que necesitas saber.

3 Consejos simples para volar drones de forma experta

 

  • Escoger un espacio abierto y despejado.
    Es recomendable empezar a volar drones en espacios abiertos, pero siempre y cuando tengas en cuenta los detalles de la normativa que acabamos de comentar en el párrafo anterior. Considera importante las condiciones climatológicas antes de emprender el vuelo, ya que una racha de viento puede jugarte una mala pasada. 

 

  • Cuida las aspas en todo momento.
    En el caso de estrellar el dron (pasará, no te preocupes), se aconseja apagar el motor del aparato para evitar que las aspas se dañen. 

 

  • Ten baterías de repuesto suficiente.
    Por otro lado, ten en cuenta que los drones de iniciación suelen tener una autonomía bastante escasa, por lo que se sugiere organizar las baterías y tenerlas siempre previstas y cargadas para cuando las necesites.

 

Con estos sencillos pasos conseguirás dominar el vuelo de tu dron e iniciarte en esta práctica cada vez más demandada. ¡Buen vuelo!