¿Has oído hablar ya de las aplicaciones de los drones en el sector energético?

En Área Dron nos encanta estar al día de todas las novedades que surgen en el sector y, claro, de las funciones que, cada vez más, se van asignando a los drones El energético es uno más de los sectores en los que las aeronaves no tripuladas parecen estar resultando útiles. Pero si quieres conocer más detalles sobre cómo se están utilizando, ¡sigue leyendo!

Una herramienta fundamental para inspección y mantenimiento

Hasta ahora, las inspecciones de plantas de energía las hacían trabajadores o, en el caso de ser instalaciones muy extensas, se han estado utilizando helicópteros o aviones. Esto supone grandes costes: en el primer caso, de tiempo y en el segundo, económico.

Los drones, sin embargo, abren la puerta a un nuevo escenario. Incluso cuando se limitan a ofrecer una grabación, permiten obtener imágenes de toda la instalación en poco tiempo y sin tener que dejar de hacer otras tareas. En el mejor de los casos, incorporan además otros utensilios, como cámaras térmicas que permiten captar enseguida posibles fallos.

Desde el punto de vista de la seguridad, este es un gran avance. Resulta más sencillo hacer inspecciones periódicas, de modo que las instalaciones energéticas se conservan en mejor estado. Pero, además, en el caso de tener que hacer una actuación de emergencia, no es necesario comprometer a los empleados. Ejemplos de ello serían terremotos o incendios, que requerirían una inspección posterior para iniciar reparaciones y asegurarse de que no hay desperfectos graves que puedan conllevar un peligro.

Por otro lado, estas inspecciones periódicas cobran especial importancia en terrenos secos. Al tener una visión completa de toda la zona, es posible ver muy claro si la vegetación puede suponer algún peligro en lo que a incendios se refiere. Si se percibe que, efectivamente, existe un riesgo, es posible anticiparse y actuar antes de tener que lamentar las consecuencias.

Desafíos para la implementación de drones en el sector de la energía

El primer reto lo encontramos en las regulaciones. Como sabes, algunos países ponen muchas limitaciones al uso de drones, y esto puede dificultar su aplicación en algunos casos. Sin embargo, confiamos en que esto se irá corrigiendo y ajustando conforme se vaya pudiendo apreciar su potencial.

Por otro lado, una limitación importante es el tiempo de vida de las baterías. Si una planta energética es muy extensa, será difícil inspeccionarla por completo con una sola carga. No obstante, surgen constantes avances en este ámbito, por lo que hay que esperar que este punto vaya mejorando.

Por último, ¡prestemos especial atención a la ciberseguridad! Los drones nos permiten obtener datos que son relevantes, pero también sensibles. Hay que tener cuidado, pues, y poner todas las medidas de seguridad sobre la mesa.

Estas son las principales aplicaciones de los drones en el sector energético. Si quieres saber más sobre las aeronaves no tripuladas, permanece atento a nuestras próximas publicaciones y ¡descubre nuestros cursos!