¿Qué pasa si has de manejar un dron con viento? Lo primero que vamos a aconsejarte en Área Dron es que, si este viento es excesivo, no lo hagas. Puedes poner en riesgo el dispositivo por unas tomas que probablemente podrás hacer más adelante.

Dicho esto, lo primero que has de hacer es conocer las características de tu dron, y es que no todos soportan la misma fuerza. Hay drones que aguantan ráfagas bastante potentes; otros que son muy ligeros pero no serán capaces de volar con ese viento. Primer dato fundamental: ¿cuánto viento puede soportar tu dron?

Segundo: ¿cuál es la previsión meteorológica? Hay aplicaciones que están especialmente enfocadas al viento, y estas son las que debes consultar. Una vez tengas esta información, puedes empezar a planificar tu vuelo. Carga la batería al 100 % y ¡empezamos!

Empieza siempre en contra del viento

Siempre que vayas a volar con viento, empieza haciéndolo en contra. Ten en cuenta que es en este trayecto en el que el motor tiene que hacer más esfuerzo y gastará más batería. Te conviene, pues, hacer esto a la ida, incluso si has de usar el modo Sport.

De esta manera, la vuelta será más fácil y, por lo tanto, el dron gastará menos energía. Lo que consigues de esta manera es no quedarte sin batería a medio camino, lo que supondría un auténtico problema.

Para pilotar tu dron con viento, cuidado con las ráfagas y los obstáculos

Lo primero que has de tener en cuenta es que el viento que tú notas en el suelo puede ser más débil que el que hay a la altura del dron. Por eso, toma muy en serio los avisos que te lance la aplicación que estés usando. Puede que tú no notes las ráfagas, pero esto no quiere decir que sea una falsa alarma.

Por otro lado, el dron no va a ser 100 % estable cuando hace viento. Por eso, procura no acercarte a personas y demás obstáculos siempre que sea posible. Si lo haces y el dispositivo se desestabiliza, puedes golpearlo o incluso, si se trata de personas, hacer daño a alguien.

¿Cómo aterrizar?

Lo mejor, como siempre, es buscar un sitio seguro donde puedas aterrizar. De ahí, en parte, la importancia de planificar tu vuelo. Ahora bien, ¿qué pasa si empiezas a volar, te sorprende un viento más fuerte del que esperabas y ves que tu dron no es capaz de aguantarlo? En ese caso, has de buscar un sitio donde aterrizar lo antes posible e ir a buscarlo.

También puede pasar que, si estás en la montaña, no encuentres un buen sitio para detenerlo. En ese caso puedes aterrizarlo en la mano. Eso sí, ¡siempre en contra del viento! Si lo haces a favor, el dron podría descontrolarse y “abalanzarse” sobre ti.

Estas han sido unas pinceladas para aprender a manejar tu dron con viento. ¿Quieres saber más? Contacta con nosotros y ¡descubre nuestros cursos!