Utilidades de los drones

El dron, dadas sus características físicas e innovadoras, resulta una herramienta útil y de gran apoyo para las tareas del cuerpo policial, mejorando la seguridad y la productividad de los agentes. 

Su labor se basa, en gran parte, en acciones de seguridad ciudadana, así como el control de masas, el seguimiento y la vigilancia o la localización y el rescate.

 

¿Y como utilizan los cuerpos de seguridad los drones?

Por un lado, La Guardia Civil utiliza los sistemas aéreos pilotados de forma remota para la prevención de amenazas y la seguridad civil.

Durante los últimos años, se ha aumentado su uso, principalmente, en operaciones de rescate, desactivación de explosivos, control de fronteras o de tráfico.

Por otro lado, el Cuerpo Nacional de Policía empezó a darle uso una década atrás, lo que le convierte en la primera fuerza policial europea en aplicarlo.

 

Vigilantes del cielo

Una de las características esencial de los drones es el incremento de la visibilidad gracias a un ángulo de vigilancia aéreo que ofrece una visión frontal capaz de retransmitir en directo. Esta característica facilita la visibilidad de los agentes y el tiempo de reacción en la toma de decisiones es menor.

Por último, es también adecuado comentar que el uso de drones en el ámbito policial abarata costes y asegura la protección del agente.

Los coste operativo de un dron se ve reducido frente a las operaciones de aeronaves tripuladas (combustible, mantenimiento, personal, etc.)

Gracias a los drones existe una mejora en el ámbito de la seguridad laboral por parte del cuerpo policial ya que el dron, como hemos mencionado anteriormente, es capaz de asumir trabajos en lugares peligrosos, por ejemplo, en ambientes contaminados, mientras que con el uso del dron el agente se ubica a una distancia de seguridad adecuada.