El uso de drones en incendios forestales es una muestra de lo que las aeronaves no tripuladas pueden hacer más allá del ocio. Te explicamos sus funciones en estos casos.

Para qué usar drones en un incendio forestal

Ante un incendio forestal los drones pueden ser de gran ayuda, tanto para combatirlo como para reducir los riesgos. Como cada verano, nos encontramos ante noticias de bosques que se queman y fuegos que parecen imparables, por lo que toda ayuda es bien recibida a la hora de luchar contra un problema que se repite año tras año.

Prevención de incendios

Los drones, equipados con cámaras e incluso tecnología LiDAR para mapear el entorno de forma precisa con láser pulsado, pueden ayudar a prevenir incendios. 

¿Cómo? Proporcionando información sobre el terreno que es difícil conseguir de otra forma. La vista aérea permite estudiar, por ejemplo, la proximidad entre las plantas y la probabilidad de que se declare un incendio en la zona. De esta forma, es posible obrar en consecuencia antes de que realmente llegue a desarrollarse.

Monitorización del incendio

Los drones permiten captar detalles que de otra manera pasarían probablemente desapercibidos. Por ejemplo, pueden detectar el comienzo de un incendio, en un momento incipiente en el que todavía no es fácilmente visible.

Igualmente, las aeronaves no tripuladas ayudan a determinar si el incendio está realmente apagado. Esto, al fin y al cabo, es clave para evitar que se reactive.

Ayuda a los equipos de emergencias

Una vez los bomberos ya están trabajando en el área, cubrir la emergencia con drones puede contribuir a su seguridad haciéndoles llegar suministros que, evidentemente, son difíciles de trasladar a la zona por otras vías.

Los incendios forestales son solo un ejemplo de los usos de los drones para emergencias. ¡Déjate asesorar!