Convertirte en piloto de drones puede ser una tarea sencilla, pero lo cierto es que se deben de tener en cuenta una serie de normativas y pautas de seguridad porque, aquí viene la regla número uno: el dron no es un juguete, es una aeronave. 

Bien, una vez asimilado que el dron debe manipularse con responsabilidad, pasaremos a descifrar una serie de detalles para tener en cuenta a la hora de convertirte en piloto de drones.

Pasos para convertirte en un piloto de drones

  1. Si el uso que le vas a dar es recreativo no necesitarás licencia. En cambio, si lo quieres para dedicarte profesionalmente, tienes que tener en cuenta que necesitarás un certificado de piloto profesional, válido para aparatos de hasta 25 kilos.
  2. Ser mayor de edad.
  3. Aprobar un examen teórico y práctico impartido en escuelas oficiales. 
  4. Antes de realizar cualquier vuelo se debe solicitar una autorización y presentar el certificado de piloto, especificar el tipo de dron, los datos del vuelo, la razón, el sitio, un seguro de responsabilidad civil y una investigación de seguridad.
  5. Obtener el certificado médico aeronáutico.  Puedes elegir entre dos:
  • LAPL: Drones hasta 25 kilos
  • Clase 2: Drones de más de 25 kilos

Finalmente, una vez has cumplido todos los requisitos, y ya te has convertido en piloto de drones, se presentan diferentes opciones: puedes seguir formándote con cursos específicos para perfeccionar tus conocimientos o, puedes ofrecer tus servicios como piloto de drones.